• Ivan Sosa

Sedentarismo y calidad de vida en la tercera edad

A medida que va avanzando la sociedad y mejoran tanto la tecnología como la medicina, la esperanza de vida va aumentando, en consecuencia, cada vez es mayor el número de personas de avanzada edad. Los últimos estudios, nos muestran una esperanza de vida de 86 años para los hombres y 91 años para las mujeres. Si no cuidamos como se debe a este tipo de población, su calidad de vida se verá muy afectada, lo que conllevaría un incremento de los costes sanitarios, por no mencionar que se convertirán en personas cada vez más dependientes y con actitudes depresivas.


Está en nuestra mano poner solución a este problema, conseguir que nuestros mayores tengan una esperanza de vida alta y que además puedan disfrutar de su vejez en las mejores condiciones posibles (aumentando su calidad de vida).


El sedentarismo se relaciona con un bajo consumo de energía y con una falta de actividad física, pasando la mayor parte del tiempo sentado o acostado. Además, se relaciona directamente con enfermedades como la obesidad, la diabetes tipo 2, una reducción de la densidad mineral ósea, problemas cardiovasculares y un aumento de la mortalidad.


Las personas mayores, pasan aproximadamente el 60% de su tiempo sentadas, siendo así, el grupo de población que más horas de sedentarismo tiene. Estos altos niveles se relacionan con una pobre calidad de vida. Se ha demostrado que aumentando un poco la actividad con tareas sencillas, mejorará enormemente dicha calidad en estas personas.


Se ha comprobado que pasan una media de 8 horas al día de forma sedentaria, llegando a 9 aquellas que se encuentran por encima de los 75 años. Si lo comparamos con la población adulta, donde la media se encuentra en 5,8 horas diarias, vemos una notoria diferencia.


Por otra parte, se observa que a partir de los 65 años, por cada año que pasa, aumenta un 5% el sedentarismo diario de cada persona. Probablemente, se deba a los problemas ocasionados por la falta de movilidad o los dolores asociados a la edad.




Por este motivo, es completamente necesario implantar programas que aumenten la actividad diaria de estos grupos de personas, con el fin de incrementar la calidad de vida de las mismas.


Nuestro programa de Tercera Edad, ha demostrado ser muy eficaz a la hora de ayudar a personas mayores. Con 2 sesiones semanales hemos conseguido que tanto nuestros pacientes, como sus familiares, noten unas mejoras significativas en apenas un mes y sin cambiar sus hábitos normales.


También hemos podido comprobar que con el paso de los meses, siguiendo nuestro programa, nuestros pacientes van abandonando paulatinamente sus hábitos sedentarios y comienzan a realizar actividades que tenían abandonadas, ganando mayor autonomía en sus vidas.

WellFitnes (1).png

667-325-401  ||   673-502-000  ||  MADRID